jueves, 1 de diciembre de 2016

Cantabria: Portillo de La Lunada, Estacas de Trueba, La Braguía y El Caracol

La Cavada- Liérganes-S. Roque de Riomiera-Portillo de La Lunada (1320 m)-Estacas de Trueba (1.166 m)-Vega de Pas-La Braguía (720 m)-Selaya- El Caracol (822 m)- S. Roque de Riomiera-Liérganes-La Cavada: 121 km con 2.730 mts de desnivel aproximado


Salida muy similar a la precedente, cuatro puertos, más de ciento veinte kms y desnivel superior a 2.700 metros.

Iniciamos la ruta saliendo de La Cavada en dirección Líérganes para coger la CA260 que asciende por el valle del Miera y comunica con la comarca burgalesa de Las Merindades, desde la localidad balnearia nos quedan 32 km de subida para llegar a los 1.320 mts de este impresionante puerto, para mí, el más bonito de España.

 Este recorrido de la subida de 32 km al 3,8 % de pendiente tiene partes muy distintas, una primera de  diez  kilómetros prácticamente llana en la que se cruzan algunas bonitas localidades como Rubalcaba o Mirones, en el kilómetro diez ya encontarmos tres kilómetros más serios con rampas puntuales por encima del 10 % a los que sigue una bajada de dos kilómetros nada más cruzar un puente nos restan 17 km de puerto puerto, cruzamos San Roque de Riomiera, famosa por sus cocidos, estamos en plena comarca de La Pasieguería cántabra, dejamos  el cruce hacia El Caracol y Selaya y empieza la parte más espectacular del puerto, puerto que hasta aquí iba bastante encajonado por el estrecho valle para  trascurrir por una zona abierta de praderas espectaculares y curvas que van ganando metros de altura en un paisaje francamente espectacular, apenas quedan dos kilómetros para coronar merece la pena parar en el Mirador de Covalruyo para ver detenidamente la espectacularidad del paisaje que recorre esta subida, a la vez podemos coger agua, seguro que estamos con los botes vacios, en la fuente que hay unos metros antes del mirador. La larga subida que traemos desde San Rogue de Riomiera no tiene rampas durísimas pero sí algunos tramos que llegan a los dos dígitos y ni un metro de descanso. Coronada La Lunada encontramos un ramal que nos lleva a la Estación Invernal, seguimos nuestro descenso durante 8 km por el valle del Cruzada con un pavimento recién reparado con la vieja técnica del riego asfáltico y gravilla lo que hizo que hubiese que tomar precauciones pue sen muchas curvas había auténticas dunas de gravilla. El tomar la carretera BU573 que por el valle del Trueba nos llevaría al puerto de Las Estacas fue un alivio por el piso y por el paisaje de un valle de alta montaña muy abierto, con algunas cascadas, una subida muy cómoda, su porcentaje es del 2,8 % en los 9 km que finalizan en el alto de las Estacas de Trueba (1.166 m) pero aquí nos slató una sorpresa mayúscula y no era otra que la carretera en su vertiente cántabra estaba cortada por obras, como era la hora de la comida y las máquinas estaban paradas los de la obra no pusieron mayores inconvenientes y nos dejaron pasar pero nos esperaban 14 km de bajada por una carretera totalmente levantada, uno tuvo que echar mucho valor para bajar por semejante "caleya" pues los riesgos de una avería o caída eran evidentes, la suerte nos acompañó y sin mayor dificultad, salvo el dolor de manos de bajar frenando para ir a paso de peatón y plantarnos en la localidad de Vega del Pas. Cuando concluya la obra de este puerto va a quedar una subida preciosa pues es una ascensión muy espectacular en un entorno precioso, pero que en dias de  mucho calor, como era  nuestro caso, y la ausencia de sombras hará que el llegar al alto requiera un esfuerzo considerable.

Nos avituallamos en Vega del Pas, con un calor sofocante, nos quedaban dos puestos para llegar al fin de la ruta, el primero, La Braguía, situado en la CA262 que une los valles del Pas y Carriedo es un puerto corto de muy buena carretera,  escaso tráfico en los algo más de seis km al 5,2 % de pendiente, sin sombras y con los 40 grados que marcaba el termómetro de la bici se hizo más duro de lo debido, el descenso hasta Selaya tiene 8 kilómetros que nos dejan al pie dela ultima dificultad del día, el alto del Caracol, también conocido como alto del Mojón, es una subida de 11 km al 5,6 % en la carretera que une Selaya con San Roque de Riomiera. Las primeras rampas nos llevan en el km 2,5 al alto de La Tejera, luego viene un pequeño descanso de un kilómetro para acometer los siete  kilómetros finales que sin descnso alguno y con rampas del 10 % en las proximidades de El Campillo y a un km de coronar, el descenso por una buena carretera, sin tráfico por una zona de paisaje típicamente cántabro con sus praderías y cabañas presentes durante todo el día, conectamos poco antes de San Roque con la carretera que por la mañana rodamos subiendo a La Lunada, la CA260 que a partir de aquí hacemos en bajada para llegar a Liérganes y la Cavada. 
Fue, en mi opinión, la marcha más dura y bonita de las que hicimos en Cantabria, dureza extra que le dió el mucho calor que soportamos.

Primeras rampas de La Lunada, antes de S. Roque de Riomiera

Subida a La Lunada, pasado San Roque de Riomiera

Dos aspectos de la subida a La Lunada, desde el mirador de Covalruyo
Tramo final  de la subida a La Lunada
Coronando La Lunada
Subida a Estacas por el valle del río Trueba
Coronando las Estacas de Trueba
¡Menuda sorpresa!  Carretera cortada en el alto de las Estacas de Trueba
Bajada de las Estacas de Trueba hacia Vega del Pas

Dos aspectos de la bajada de las Estacas hacia Vega del Pas
Vega del Pas, cruce hacia La Braguía y Selaya
Subida a La Braguía
Subiendo La Braguía
En La Braguía
Subida al alto del Caracol/El Mojón
San Roque de Riomiera
















No hay comentarios:

Publicar un comentario